Diario Vasco

(Corrige en el séptimo y octavo párrafos la estructura de las semifinales)

Tel Aviv, 15 abr (EFE).- El alcalde de Tel Aviv, la ciudad anfitriona de Eurovisión 2019, Ron Huldai, siente que estos días de preparativos previos al evento son "como esperar un bebé", mientras se trabaja a contrarreloj para tener todo listo antes del 14 de mayo.

Queda menos de un mes para que comience el festival que tendrá lugar el 14 y 16 de mayo, cuando se celebrarán las semifinales, y culminará el 18 con la gran final en la que, entre otros, se espera que aparezca la estrella de Hollywood conocida como Wonder Woman, la actriz israelí Gal Gadot, según se desveló este lunes en rueda de prensa en Tel Aviv ofrecida por los organizadores.

Yuval Cohen, el productor ejecutivo de la emisora pública israelí Kan, organizadora del evento, no dio detalles sobre cómo será su participación, que según han aventurado algunos medios locales, podría ser incluso vía satélite.

La gala final también contará con la actuación de Neta Barzilai, vencedora de Eurovisión 2018 en Lisboa con su canción "Toy" que le ha valido a Israel el derecho de convertirse, por tercera vez, en anfitrión del festival tras dos ediciones en Jerusalén en 1979 y 1999.

También se espera que la reina del pop Madonna cante dos de sus temas en el festival, aunque las condiciones de esta actuación "aún están bajo negociación", apuntó Cohen, a pesar de que hace una semana Kan la confirmó después de que transcendiera que el multimillonario canadiense israelí Sylvan Adams estaba dispuesto a costear el bolo, que podría ascender a un millón de dólares.

En las galas habrá otros artistas carismáticos de ediciones anteriores, como Conchita Wurst, vencedora por Austria en 2014, Eleni Foureira, chipriota que se hizo con el segundo puesto el año pasado, Verka Serduchka, también segundo con Ucrania en 2007, o el sueco Måns Zelmerlöw, quien ganó el festival en 2015 con su tema "Heroes".

España, Francia, Italia, Reino Unido y Alemania son los "big five" (cinco grandes) y pasan directamente a la final del concurso junto con el país anfitrión, Israel, aunque tienen posibilidad de votar en alguna de las dos semifinales, en las que compiten 17 países.

España, Francia e Israel votarán en la primera semifinal, y el resto de los "big five" en la segunda.

Hasta que llega la fecha, máquinas y operarios trabajan frenéticamente para montar los escenarios, preparar la escenografía e iluminación en el centro de exposiciones de Tel Aviv.

Para montar el escenario principal se requiere de 54 días de trabajo, la ayuda de 300 técnicos y el uso de unos 450 camiones.

Además, cerca de 1.600 personas trabajan intensivamente -entre ellas 500 voluntarios- para que todo salga a la perfección.

A lo largo de todo el recinto se han puesto rótulos en hebreo, árabe e inglés para orientar a los miles de espectadores locales e internacionales que se esperan.

Se espera la llegada de 10.000 turistas y el ayuntamiento habilitará un amplio recinto en primera línea de playa para reunir a todos los fans, alojar la retransmisión de las semifinales y la final en pantallas gigantes, y en el que actuarán conocidos artistas como los ganadores israelíes de Eurovisión en 1978 y 1998, Izhar Cohenm y Dana International.