Diario Vasco

Madrid, 21 mar (EFECOM).- La CEOE ha pedido avanzar en la liberalización de las torres y centros de control aéreo, analizar la viabilidad de las conexiones por AVE a los aeropuertos de Barajas y El Prat, mantener la competitividad de las tarifas aeroportuarias y lograr ante el "brexit" un acuerdo para la conectividad con el Reino Unido.

En un decálogo de medidas para un sector aéreo más competitivo, la patronal, además de avanzar en la liberalización de las torres y centros de control, también reclama medidas para garantizar la continuidad de los servicios de control y navegación aérea y paliar las consecuencias del cese de actividad de los controladores aéreos durante los períodos de huelga.

Además, urge a analizar "lo antes posible" la viabilidad de la conexión de la red de Alta Velocidad con los aeropuertos de Barcelona-El Prat y Adolfo Suárez-Madrid Barajas, lo que permitirá su equiparación respecto a grandes aeropuertos europeos.

En un documento sobre el sector aéreo elaborado por el Consejo del Transporte y la Logística, la CEOE considera que es "clave" mantener la competitividad de las tarifas aeroportuarias y de navegación para el sector aéreo español.

En un contexto marcado por el "brexit", la patronal ve esencial que se alcance un acuerdo que posibilite mantener la conectividad aérea del Reino Unido con la Unión Europea.

En este sentido, señala que si tras el "brexit" el Reino Unido no se convierte en signatario del Espacio Común Europeo de Aviación (ECAA), será necesario firmar un acuerdo "lo más amplio posible" de Cielos Abiertos en terceras y cuartas libertades, así como en tráficos chárter, para evitar cualquier restricción o limitación al actual marco jurídico de la aviación comercial.

Otra de las medidas propuestas por la patronal es reducir las cargas regulatorias que afectan a la competitividad del transporte aéreo respecto a los operadores de otros países, así como respecto a otros medios de transporte.

Así, la CEOE pretende buscar un equilibrio entre la protección de los intereses públicos y las condiciones necesarias para salvaguardar dicha competitividad.

Con respecto a los planes directores de los aeropuertos, la CEOE señala que éstos deben dar respuesta a los retos en el largo plazo mediante inversiones "racionales" dirigidas, principalmente, a solventar posibles problemas de capacidad bajo criterios de eficiencia.

Los aeropuertos tienen, entre sus principales retos, el crecimiento en el número de pasajeros y los planes de expansión de las compañías aéreas.

Además, cree que a pesar de los esfuerzos realizados, los aeropuertos españoles deben seguir avanzando en su modernización, un proceso que también se debe extender al espacio aéreo, con la finalidad de avanzar hacia su diseño y gestión que sea eficiente mediante la consecución, a nivel nacional, de los objetivos del Cielo Único Europeo.

Por otro lado, la CEOE señala que se deben agilizar las mejoras en el funcionamiento de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) y agrega que los retrasos en la concesión de permisos o aprobaciones suponen un agravio operativo y económico.