Diario Vasco

Madrid, 5 mar (EFE).- Los médicos de toda España están convocados a participar el próximo jueves 7 de marzo en una protesta frente al Ministerio de Sanidad y a una manifestación posterior en el centro de Madrid para defender la "dignidad" de la profesión y pedir más recursos para la sanidad pública.

Impulsada por la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), la protesta cuenta con el apoyo de todas las organizaciones del Foro de la Profesión Médica de España, entre los que se encuentran la Organización Médica Colegial (OMC) y la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME), entre otros.

Los médicos se concentrarán primero frente al Ministerio de Sanidad y posteriormente marcharán hasta la plaza de las Cortes, donde los principales representantes y portavoces de la profesión leerán un manifiesto con sus principales reivindicaciones, como conseguir una financiación suficiente para el Sistema Nacional de Salud (SNS) que garantice una atención sanitaria "de calidad".

De esta forma lo asegura el CESM en un comunicado en el que expone otras de sus reclamaciones, como la de acabar con la precariedad laboral (el 40 % de los contratos son temporales), revertir los recortes en las retribuciones y equipararlas a las de otros países europeos.

Adecuar las plazas MIR al número de egresados en las facultades de Medicina, garantizar la calidad formativa, aumentar el número de profesionales y presupuesto de la Atención Primaria y tener un convenio propio para los médicos del sector privado son otras de las reclamaciones.

A éstas hay que sumar, entre otras, una jubilación flexible y voluntaria de los 60 a los 70 años, una remuneración de las guardias por encima del valor de la jornada ordinaria y que computen como tiempo de cotización a la Seguridad Social, así como una jornada semanal de 35 horas para todas las autonomías.

Según asegura el sindicato, éstas y otras propuestas serán trasladadas a los representantes políticos, a los que también les van a recordar que "tienen pendiente la asignatura" de poner de acuerdo en un pacto por la Sanidad.

El pacto debería contribuir, según el CESM, a sacar la sanidad pública "de la arena de la confrontación partidista" y "consolidar sus bases futuras".