Diario Vasco

Madrid, 20 feb (EFE).- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha recordado la figura del jurista Francisco Tomás y Valiente, asesinado por ETA en 1996, para apelar a la concordia frente al "ruido".

Y en un acto de homenaje a Tomás y Valiente celebrado en el Ateneo de Madrid, ha señalado que en momentos como el actual se necesitan personas como el que fue presidente del Tribunal Constitucional.

"Vivimos tiempos difíciles y sufrimos conflictos que necesitan personas como él, personas buenas en el sentido machadiano, personas lúcidas y personas honestas", ha dicho el jefe del Ejecutivo.

Pedro Sánchez ha señalado en este acto que Tomás y Valiente "engrandeció el valor de la Constitución" y eso es "bueno recordarlo ahora".

En este sentido ha considerado que se necesitan personas como el homenajeado, que estén "por encima de la disputa y del ruido", personas que "sepan inspiran los acuerdos" y que entiendan la justicia como "bien superior y bien social" y defiendan siempre la concordia.

"Le mataron por todo eso por representar sociedad tolerante y abierta", ha lamentado Sánchez, quien ha añadido que quienes le mataron "han aceptado" después que "era él quien tenía razón".

Pedro Sánchez ha recordado que esta semana se cumple el ochenta aniversario de la muerte de Antonio Machado, y parafraseando al poeta ha considerado que Tomás y Valiente fue "en el buen sentido de la palabra bueno". Esa, ha añadido, es "la mayor virtud política que se puede tener".

En su discurso, que ha comenzado recordando que ETA asesinó a 858 personas, Sánchez ha recordado a las víctimas del terrorismo para subrayar que "a la sinrazón. la agresividad o la mentira, solo se le combate con la razón". La razón es "es el territorio de la democracia".

Para Sánchez, cuando Tomás y Valiente fue asesinado no se convirtió en víctima sino en ejemplo, "ejemplo de cultura y de pensamiento crítico" .

Prueba de ello, ha señalado, son las palabras que pronunció el nieto de Tomás y Valiente el año pasado cuando recibió un premio a la excelencia académica y señaló que "la prioridad" no deben ser las personas como él sino quienes consiguen progresar en circunstancias menos ventajosas.

Una muestra del legado y la conciencia política que dejó su abuelo, con esa idea de que "nunca estás bien si los que están alrededor no están bien".