Diario Vasco

Cangas do Morrazo , 9 feb .- Los clubes Alcobendas y Morrazo disputan este domingo en el pabellón Amaya Valdemoro una nueva final por la permanencia, en un encuentro con tintes decisivos para el conjunto madrileño, que necesita puntuar para evitar que su rival se distancie en la clasificación.

Ganar al Secin Group Alcobendas, colista de la liga Asobal, supondría "un balón de oxígeno" para el Frigoríficos del Morrazo , pues dejaría tocado a un rival directo, al que aventajaría en cuatro puntos más el "gol-average" después de que en la primera vuelta ganara por 28-23 en O Gatañal.

El equipo cangués viaja con toda la plantilla disponible, una vez que el veterano extremo derecho Suso Soliño ha superado las molestias que arrastraba en su hombro izquierdo que le impidieron disputar el primer partido de la segunda vuelta contra el Bada Huesca.

El repliegue defensivo para evitar los contraataques en primera o segunda oleada del Alcobendas, y, sobre todo, minimizar las pérdidas de balón en el ataque posicional serán dos de las claves para que el conjunto dirigido por Magí Serra logre en el Amaya Valdemoro su segundo triunfo a domicilio del curso.

Este partido, correspondiente a la decimoséptima jornada de la Liga Asobal, comenzará a las 12:00 horas y será dirigido por la pareja Muro San José e Iniesta Castillo.