Diario Vasco

París, 1 feb (EFE).- Iberoamérica ofrece un espacio para la cooperación que debe fomentarse para conseguir sociedades más prósperas e inclusivas, indicaron este viernes diversos de sus dirigentes, en un claro alegato a favor del multilateralismo.

El llamamiento de los presidentes de Argentina, Mauricio Macri, y Colombia, Iván Duque; el jefe del Ejecutivo español, Pedro Sánchez, la vicepresidenta de Costa Rica, Epsy Campbell; el primer ministro portugués, Antonio Costa; y la líder de la Secretaría General Iberoamericana, Rebeca Grynspan, se produjo en el número de febrero de "Le Monde Diplomatique".

Macri destacó que Argentina valora ese espacio de interconexión entre las economías de sus 22 países como plataforma "para promover la creación de trabajo de calidad, ofrecer educación a la altura de los desafíos de este siglo y fomentar la innovación".

"También como vehículo para potenciar a las pymes y a los emprendedores a través del intercambio de información", añadió el mandatario, dispuesto a estrechar la colaboración entre Latinoamérica y la Península Ibérica para avanzar en favor de una comunidad "próspera, inclusiva y sostenible".

Duque estimó que "uno de los mayores logros" iberoamericanos se ha dado en materia de cooperación cultural y la producción de conocimiento.

"Aspiramos a hacer de la creatividad y la cultura motores del emprendimiento, del desarrollo económico y de la generación de nueva riqueza", apuntó el presidente colombiano, según el cual Iberoamérica constituye "un campo fértil" para construir "un gran mercado creativo" y estimular el talento de sus jóvenes.

La XXVI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, celebrada en Antigua (Guatemala) los pasados 15 y 16 de noviembre, fue a juicio de Grynspan un ejemplo tangible de esas ganas de aunar voluntades, tanto por reunir a sus dirigentes en torno a proyectos comunes como por haber conseguido acciones concretas.

"El multilateralismo en nuestra región sí tiene y puede tener efectos muy tangibles", recalcó la secretaria general, que animó a continuar un trabajo patente ya en becas para estudiar en otro país o en créditos para expandir negocios "al otro lado de la frontera".

Campbell insistió en que los países iberoamericanos han erigido "un espacio privilegiado", y animó a dar un mayor protagonismo al rol que han desempeñado y pueden seguir ejerciendo las mujeres.

"La historia demuestra que la participación de las mujeres constituye una oportunidad para crecer con igualdad y que alienta también un mayor dinamismo de las economías y los mercados, con un notable impacto en la colectividad", resumió la costarricense.

El primer ministro portugués, por su parte, agregó la intención de su país de seguir contribuyendo a ese espacio común.

"Lo que hoy tenemos no es un encuentro entre dos mundos. No es un mundo nuevo que se encuentra con el antiguo, sino países iberoamericanos que buscan juntos nuevos mundos de conocimiento", destacó, añadiendo que "el desarrollo de la dimensión lusófona enriquecerá" el proyecto iberoamericano.