Diario Vasco

Edimburgo , 14 ene .- El Partido Nacionalista Escocés (SNP) instó hoy a la primera ministra británica, Theresa May, a convocar un segundo referéndum, tras no lograr concesiones de la Unión Europea (UE), que le permitan recabar más apoyos a su acuerdo del "brexit", que previsiblemente será rechazado mañana, martes en la Cámara de los Comunes.

El portavoz del SNP en los Comunes, Ian Blackford, dijo que May "ha fracasado en conseguir las concesiones que prometió" en alusión a las garantías relacionadas con la salvaguarda establecida en el tratado del "brexit" para evitar una frontera física entre las dos Irlandas.

Este mecanismo se activaría en caso de que al final del periodo de transición, previsto para finales de 2020, las partes no hubiesen pactado una relación comercial y de seguridad, e implicaría que el Reino Unido se mantendría en las estructuras de la UE por un tiempo indeterminado, lo que ha generado la oposición de muchos diputados.

Durante el debate sobre el tratado consensuado entre May y los Veintisiete, Blackford declaró que la carta remitida hoy por la UE y que contiene tales garantías "dice claramente que no puede haber una renegociación sobre la salvaguarda o el acuerdo de retirada".

"La primera ministra está en 'fantasilandía' al presentar esto como cambios (en la postura de la UE) cuando no lo son", apuntó.

El dirigente independentista escocés urgió a May a extender el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que fija la salida del Reino de la UE para el próximo 29 de marzo, y a convocar un nuevo plebiscito que permita a la ciudadanía expresarse.

"Primera ministra, haga lo correcto, extienda el artículo 50 y deje a la gente decidir", manifestó Blackford.

May respondió que los ciudadanos ya se expresaron en la consulta que tuvo lugar en junio de 2016, en la que se impuso la opción del "brexit", y aseguró que su gobierno "está determinado a cumplir con esa voluntad".

"Si los políticos deben escuchar a la gente, el SNP debe escuchar la voz de los escoceses, expresada en el referéndum (de independencia del Reino Unido) de 2014 y abandonar la idea de la independencia", dijo May en alusión a dicha consulta, en la que un 55 % de los electores votó en contra de la separación.

El SNP ya ha adelantado que rechazará el pacto en la sesión del martes y está previsto que hagan lo mismo el Partido Laborista, el Liberal Demócrata, el unionista norirlandés DUP y parte de los conservadores, por lo que todo indica que el plan de May fracasará.