Diario Vasco

Beirut, 14 ene (EFE).- El subsecretario de Estado estadounidense para Asuntos Políticos, David Hale, visitó hoy el Líbano, donde expuso la estrategia de su país en Oriente Medio, que busca "contrarrestar las actividades peligrosas de Irán en la región", incluido su apoyo al grupo chií libanés Hizbulá, próximo a Teherán.

"El secretario de Estado, Mike Pompeo, me pidió que viniera al Líbano para hablar de la estrategia de EE.UU. en la región y el valor de nuestras relaciones con el Estado y el pueblo libaneses", afirmó Hale en un comunicado emitido al término de su reunión con el primer ministro designado libanés, Saad Hariri.

Según la nota difundida por la Embajada estadounidense en Beirut, EE.UU. continúa sus "esfuerzos para contrarrestar las actividades peligrosas de Irán en la región, incluida la financiación y la actividad de organizaciones terroristas como Hizbulá".

"Si bien el Líbano tiene el derecho de defenderse a sí mismo, este es un derecho sólo del Estado. Es inaceptable tener a una milicia fuera del control del Estado y que no responde a todo el pueblo libanés", agregó Hale.

Asimismo, destacó que Hizbulá ha excavado túneles "de ataque" en la frontera con Israel, a través de la denominada Línea Azul, y ha reunido un arsenal de más de 100.000 misiles "que amenazan la estabilidad regional".

Según Hale, Washington ha llegado a un acuerdo con sus aliados para detener las "actividades y ambiciones malignas de Irán" en la región, y entre ellos se encuentra el Líbano, donde sólo el pueblo "puede tomar decisiones de vida o muerte", en referencia a las injerencias extranjeras en este país.

Hale también se reunió con el presidente libanés, Michel Aoun, quien destacó que "cuando EE.UU. apoya un proceso de paz justo en Oriente Medio, la situación en el Líbano está tranquila y la calma prevalece en la frontera sur", según un comunicado de su oficina de prensa.

Asimismo, se entrevistó con los ministros en funciones de Asuntos Exteriores y de Finanzas, Gebrán Basil y Ali Hasan Jalil, y con el presidente del Parlamento, Nabih Berri, con los cuales abordó no sólo la tensión en la frontera con Israel sino las relaciones con la vecina Siria.

La visita de Hale a Beirut, adonde llegó el sábado, coincide con la gira por Oriente Medio de Pompeo, el cual no hizo escala en el Líbano, pero viajó a Jordania, Egipto, Irak y países del golfo Pérsico para explicar a los aliados árabes la retirada de las tropas estadounidenses de Siria y buscar su apoyo en la renovada ofensiva de Washington contra Teherán.