Diario Vasco

Madrid, 14 ene (EFE).- La Seguridad Social terminó 2018 con un déficit de casi 18.937 millones de euros, muy por encima de los 17.712 millones inicialmente previstos debido a la incorrecta presupuestación de la subida de las pensiones del pasado año, según ha explicado hoy la secretaria de Estado de Presupuestos, María José Gualda.

Durante la rueda de prensa de presentación del proyecto presupuestario de 2019, Gualda ha señalado que el dato de déficit, que aún no es definitivo, supera las previsiones porque la subida de pensiones acordada durante la tramitación de las cuentas de 2018 no se reflejó en los estados de ingresos y gastos.

Se dio una "apariencia de que incrementaban el presupuesto de ingresos no financieros, pero era a costa del financiero".

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha señalado que este año se volverá a recurrir al fondo de reserva de la Seguridad Social, debido a que no se ha podido flexibilizar la senda de déficit.

Asimismo, ha abogado porque determinadas prestaciones salgan del presupuesto de la Seguridad Social y pasen al Estado, aunque esto deberá decidirlo la Comisión del Pacto de Toledo.