Diario Vasco

Londres, 14 ene (EFE).- El Gobierno británico anunció hoy una nueva Estrategia de Aire Limpio que pretende reducir las nocivas partículas en suspensión prohibiendo los combustibles caseros más contaminantes, ya que su quema en los hogares es una de las principales causas de contaminación del aire.

El secretario británico de Medio Ambiente, Michael Gove, anunció que el Gobierno pretende, tras introducir la legislación necesaria, asegurar que para 2022 sólo salen a la venta estufas "limpias".

Citado en un comunicado oficial, Gove destacó que recientemente se ha registrado un "aumento de popularidad" de las estufas o chimeneas que funcionan con la quema de combustible (carbón o madera), que junto a los fuegos al aire libre son la mayor fuente de emisiones de micropartículas en el Reino Unido.

"La contaminación del aire no procede sólo del transporte", recordó el ministro, cuyo Gobierno ya se había comprometido a prohibir a partir de 2040 la venta de vehículos de gasolina o diésel.

El objetivo de las nuevas medidas -que, destacó el Gobierno, van más allá de lo requerido por la UE- es reducir a la mitad para 2025 el número de personas que viven en zonas donde se superan los límites de partículas establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ahora son más de 40 núcleos urbanos del país, según datos recogidos por la BBC.

El plan anunciado busca también combatir la contaminación del aire procedente de la agricultura, un sector que es responsable del 88 % de las emisiones de amoniaco.

El Ejecutivo apoyará a los agricultores para que inviertan en infraestructuras y equipos que reduzcan las emisiones y aprobará nuevas ordenanzas para reducir la contaminación del aire causada por el uso de fertilizantes, según la nota oficial.