Diario Vasco

Ginebra, 14 ene (EFE).- El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) envió hoy un mensaje de condolencias por el asesinato del alcalde de Gdansk (Polonia), Pawel Adamowicz, recordando su compromiso con refugiados y migrantes, así como las críticas y amenazas que sufrió debido a esas posiciones.

"Adamowicz fue un líder moral profundamente valiente, que mostró el camino a seguir para ayudar a que refugiados y migrantes se integraran", señaló en el mensaje la representante de ACNUR para Europa Central, Montserrat Feixas.

"Recibió correos electrónicos amenazadores por su postura pro refugiados, pero no flaqueó en su convencimiento de que la integración (...) era un propuesta beneficiosa para todos en su ciudad", añadió Feixas.

ACNUR también recordó que el fallecido alcalde lanzó en su ciudad un programa de integración de inmigrantes, inspirado tras reunirse en 2016 con el papa Francisco, y que fue modelo para otras ciudades polacas.

Adamowicz, miembro de la opositora Plataforma Ciudadana, falleció hoy por las heridas de arma blanca que le causó anoche un exconvicto que dijo vengarse así de haber sido "injustamente encarcelado", un ataque que se produjo frente a una multitud que asistía a un popular acto benéfico.