Diario Vasco

Madrid, 14 ene (EFECOM).- Las políticas de Industria y Energía contarán en 2019 con unos recursos de 5.803,27 millones de euros, un 0,5 % más, según recoge el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE).

De esa cantidad, la mayor parte, un 75,2 % del presupuesto total serán para normativa y desarrollo energético, programa cuya partida alcanza 4.364,71 millones, un 1,9 % más que el año pasado.

La mayor parte de las dotaciones para energía se corresponden con partidas destinadas a financiar costes del sistema eléctrico para contribuir al equilibrio financiero del sistema.

El proyecto de los PGE consigna dotaciones para aportaciones como las derivadas de los ingresos por subastas de derechos de emisión de gases de efecto invernadero y de los ingresos tributarios de la Ley de Medidas Fiscales para la Sostenibilidad Energética, así como transferencias para compensar el 50 % de los extracostes de generación eléctrica en los territorios no peninsulares, que suman 3.819 millones de euros.

Dentro de los PGE, también figura La dotación para el bono social térmico -la ayuda directa a consumidores vulnerables para gastos de calefacción y agua caliente-, que asciende a 80 millones en 2019.

También incluyen 300 millones de euros para el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) por importe de 300 millones de euros para financiar préstamos destinados a apoyar el impulso de la eficiencia energética y las energías renovables, con la finalidad de llevar a cabo las actuaciones previstas dentro del Programa Operativo de Crecimiento Sostenible FEDER 2014-2020.

Asimismo, los PGE consignan 50 millones de euros para financiar ayudas a las actuaciones de apoyo a la movilidad sostenible, que gestionará el IDAE.

El Instituto para la Reestructuración de la Minería del Carbón y Desarrollo Alternativo de las Comarcas Mineras (IRMC) contará en 2019 con unos recursos de 284 millones de euros.

No obstante, el programa de explotación minera, que ascenderá a 249,91 millones para 2019, cae un 14 % respecto a lo presupuestado en 2018, mientras que el de desarrollo alternativo de comarcas mineras, crece un 34,8 % hasta los 43,40 millones de euros.

Aparte, el IRMC gestionará 41,60 millones del presupuesto del Ministerio de Fomento para la ejecución de infraestructuras en comarcas mineras del carbón, un 49,2 % más que en 2018.

El programa de reconversión y reindustrialización, dotado con 879,19 millones, es el segundo de política industrial y de energía que cuenta con un presupuesto más alto y crece un 0,9 % respecto a 2018, representando el 15,1 % del total de las políticas de gasto en industria y energía.

Un total de 818 millones se destinarán en 2019 al apoyo a la inversión productiva, que incluye la creación y traslado de establecimientos industriales, las mejoras de líneas de producción previamente existentes y la implantación productiva de tecnologías de la Industria Conectada 4.0.