Diario Vasco

Palma, 14 ene (EFE).- La Policía Nacional identificó a veinte aficionados del Mallorca y del Deportivo de La Coruña que se enzarzaron el pasado sábado por la noche en discusiones y peleas antes y después del partido disputado en el estadio Son Moix, que finalizó con la victoria mallorquinista por 1-0.

Según ha confirmado este lunes el gabinete de prensa de la Policía Nacional, sobre las 19.45 horas se produjo el primer enfrentamiento, en el que resultaron heridos leves varios hinchas del conjunto gallego.

Estos aficionados explicaron que fueron increpados por aficionados radicales del Mallorca, que "justificaron la agresión por hechos acaecidos en el pasado", se indica en el comunicado.

Al finalizar el partido, una parte del dispositivo policial acompañó a los seguidores del Deportivo a la salida del estadio, donde se registró un segundo enfrentamiento, esta vez verbal, con aficionados mallorquinistas.

Más tarde, a las 00:30 horas, en la confluencia del Cami del Reis y Camí Sa Vileta, se produjo otra pelea entre aficionados radicales de ambos equipos, que se agredieron de manera "violenta" con patadas y puñetazos, señaló la Policía Nacional.

Esa reyerta obligó a una rápida intervención policial para dispersar a ambos grupos ante la posibilidad de que la situación empeorara "debido a la agresividad mostrada por los contendientes".

La Policía Nacional identificó a una veintena de aficionados de ambos equipos y notificó la incidencia a la Comisión Nacional contra la Violencia e Intolerancia en el Deporte.

La Policía propone a la Delegación de Gobierno de Baleares que imponga sanciones a los implicados en la pelea por infracción de la Ley del Deporte, con una cuantía mínima de 3.000 euros.