Diario Vasco

Moscú, 14 ene (EFE).- Más de la mitad de los rusos vería con buenos ojos la dimisión del Gobierno de Dmitri Medvédev ante su incapacidad de frenar el deterioro de la situación económica en el país, según una encuesta del Centro Levada publicada este lunes.

De acuerdo con el sondeo, por la renuncia del Ejecutivo aboga el 53 % de los ciudadanos.

Hace poco más de dos años, en noviembre de 2016, el número de los rusos que se pronunciaban a favor de la dimisión del Gobierno se situaba en el 33 %.

Entre las principales quejas de los encuestados figuran la incapacidad del Gobierno ruso para hacer frente al aumento de los precios y la caída real de los ingresos.

Además, el 46 % de los participantes en el sondeo culpa al Gobierno de la mala situación laboral en el país y el 43 % opina que las autoridades no prestan la debida atención a las políticas de bienestar social.

Según Marina Krasilnikova, socióloga del Centro Levada, los ciudadanos comenzaron a desconfiar más de las autoridades tras la aprobación el año pasado de la impopular reforma de las pensiones que retrasa la edad de la jubilación en el país.

"Eso confirmó los temores de los ciudadanos de que el Estado no es una institución muy fiable y puede renunciar a los compromisos asumidos", explicó.

A la vez, agregó que junto con los índices de popularidad del Gobierno cae también la aprobación del presidente ruso, Vladímir Putin, "aunque las principales quejas son, como antes, para el gabinete".