Diario Vasco

Ankara, 14 ene (EFE).- El ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, dijo hoy que los socios estratégicos no deben comunicarse a través de Twitter, en reacción al último mensaje del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre el papel de Turquía en Siria.

"Los socios estratégicos no hablan a través de Twitter", dijo el jefe de la diplomacia turca en una rueda de prensa en Ankara, retransmitida por el canal CNNTürk.

Çavusoglu reiteró la intención de su país de llevar a cabo una ofensiva militar en el noreste de Siria, cuyo principal objetivo es forzar la retirada de las milicias kurdosirias YPG, hasta ahora aliadas de Washington en la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

"Hemos dicho repetidamente que no tendríamos miedo ante ninguna amenaza. No se puede llegar a ninguna parte amenazando económicamente a Turquía", subrayó.

El ministro aludió así a la advertencia de Trump, publicada ayer en uno de sus tuits, de que Turquía será "arrasada económicamente" si combate a las milicias kurdas en Siria.

"No importa cuáles sean las dificultades, la República de Turquía lo hará todo para vencerlas (a las YPG). Las dificultades económicas por un lado y la amenaza terrorista por el otro", declaró.

Al mismo tiempo, Çavusoglu restó importancia al tuit de Trump al considerarlo principalmente como un mensaje de política interna, relacionado con las tensiones en torno a la polémica decisión del jefe de la Casa Blanca de retirar sus tropas de Siria.

"Conocemos las dificultades de Trump. Hay presiones sobre él. Las unidades de seguridad (de EEUU) ejercen presión (sobre el presidente) para no retirarse de Siria ", señaló.

"Si tenemos que elegir, esta nación prefiere morir de hambre, como en las guerras de liberación, antes que agachar la cabeza. No aceptamos esas declaraciones de Trump y su lenguaje, hechos bajo presión", advirtió.

Por otro lado, aseguró que su Gobierno no solo no rechaza la creación de una franja de seguridad de unos 30 kilómetros en la zona de Siria fronteriza con Turquía, sino que se trata de una idea que ya había sido planteada en el pasado por Ankara a Washington.

"A la administración de (el expresidente de EEUU Barack) Obama no le pareció realista. No apoyaron nuestra idea. Ahora lo proponen al ver la decisión de Turquía (de intervenir contra milicias kurdosirias)", comentó.

Con respecto a las actuales tensiones en la región siria de Idlib, Çavusoglu negó que el yihadista Organismo de Liberación del Levante, la antigua filial siria de Al Qaeda, haya tomado el control de la mayor parte de esa zona.