Diario Vasco

(Actualiza la cifra de víctimas y agrega detalles)

Teherán, 14 ene (EFE).- Al menos 9 personas murieron hoy al estrellarse e incendiarse un avión de carga cerca de la ciudad de Karag, al oeste de Teherán, según la Organización de Emergencias de Irán, que estima que las víctimas mortales puedan ascender a 15.

El portavoz de la organización, Mojtaba Jaledí, explicó a la agencia oficial IRNA que hasta ahora los equipos de rescate han recuperado los cuerpos de ocho hombres y una mujer, que formaban parte de la tripulación del aparato siniestrado.

En el Boeing-707 viajaban un total de 16 personas, una de las cuales, un ingeniero de vuelo, sobrevivió pero se encuentra hospitalizado en estado crítico.

Jaledí lamentó que lo más probable es que el resto de ocupantes del avión hayan muerto, aunque todavía sus cuerpos no han sido hallados.

Los equipos de rescate se trasladaron inmediatamente al lugar del accidente, en las proximidades del aeropuerto Fath de Karag, y buscan todavía a las otras posibles víctimas.

El Boeing-707 realizó un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto Fath, pero el piloto no pudo controlar el avión en la pista, según una fuente de la Organización de Aviación Civil de Irán.

El aparato se incendió tras estrellarse contra un muro del aeropuerto, adyacente a una zona residencial, donde en principio no se registraron víctimas ya que la vivienda afectada se encontraba vacía.

El avión siniestrado transportaba carne desde la ciudad de Bishkek, en Kirguistán, informó el Ejército iraní en un comunicado.

Los accidentes de avión son relativamente frecuentes en Irán debido a que la flota aérea se encuentra obsoleta a causa de las sanciones internacionales.

El siniestro más grave ocurrido recientemente tuvo lugar en febrero del año pasado, cuando se estrelló un ATR-72 de la aerolínea iraní Aseman en una zona montañosa del centro de Irán, causando la muerte a los 59 pasajeros y los seis miembros de la tripulación que viajaban a bordo.