Diario Vasco

Valencia, 14 ene (EFE).- El técnico asturiano Marcelino García Toral cumplirá este martes 75 partidos oficiales al frente del Valencia en el momento más complicado del año y medio que lleva en el club y marcado por las urgencias tanto en la Liga como en la Copa del Rey e incluso en la Liga Europa.

Los veintitrés puntos sumados en la actual Liga no le han dado más que para situar al equipo en la zona media de una tabla especialmente comprimida, circunstancia que le mantiene cerca de los puestos de Liga Europa y de los del descenso, aunque lejos del objetivo inicial de acceder a la próxima Liga de Campeones.

En la Copa del Rey, el equipo tiene este martes un partido comprometido, pues recibe al Sporting de Gijón, de Segunda División, en la vuelta de los octavos de final de la Copa, con la necesidad de remontar un 2-1 en contra.

El club ha manifestado públicamente, a través de su director general, Mateu Alemany, que seguir en este torneo no es un objetivo preferente, dada la prioridad de la Liga, pero caer eliminado en casa supondría un nuevo fracaso, que no contribuiría a afianzar la figura de un entrenador cuestionado.

Pese a la imagen reciente del Valencia dirigido por Marcelino, que en esta temporada ha dado más disgustos que alegrías a sus aficionados, los números globales del equipo durante los 74 partidos bajo la batuta de este técnico ofrecen más buenas que malas noticias.

Ello se debe a la buena campaña 2017-2018, en la que acabó en cuarta posición y clasificado para la Liga de Campeones tras disputar un total de 46 partidos oficiales frente a los veintiocho que ya ha jugado en la actual.

De esos 74 choques que entre Liga, Copa del Rey y Liga de Campeones que ha jugado el Valencia en el último año y medio, casi la mitad, 34, se han resuelto con victoria, mientras que los empates ascienden a veintiuno, la mayoría de ellos obtenidos en la presente campaña.

Los restantes diecinueve encuentros finalizaron con derrota, la mayoría de ellas sufridas, a pesar de que el rendimiento fue mejor, en el pasado ejercicio.

El capítulo goleador se presenta pobre en el actual campeonato de Liga, con tan solo diecisiete goles a favor, pero esperanzador con la misma cifra de tanto en contra, guarismos que no reflejan el balance global de la etapa del técnico asturiano en el club de Mestalla.

Hasta el momento, el Valencia dirigido por Marcelino ha marcado un total de 106 goles (1,43 tantos de promedio por encuentro) y le han marcado 72, un registro que está, por muy poco, por debajo del tanto por partido (0.97).

La Liga Europa es un capítulo que el Valencia abrirá en febrero con la ronda de dieciseisavos de final frente al Celtic escocés y en la deberá compatibilizar el intento de superar eliminatorias en esta competición con el de no dejar de lado la mejoría en la Liga.