Diario Vasco

Caracas, 14 ene (EFE).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, culpó hoy a la oposición política por el fallo eléctrico que se registró la noche del sábado en el Hospital Clínico Universitario (HCU) de Caracas y que dejó un saldo de al menos dos pacientes fallecidos.

"Sabotearon los sistemas de recarga y carga eléctrica, los desprendieron, se los llevaron, para crear un show en los medios de comunicación internacional", dijo Maduro durante la presentación de su memoria y cuenta ante la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), un foro integrado solo por chavistas y no reconocido por numerosos países.

Aunque el Gobierno no ha informado sobre la cifra de muertos, medios locales y portavoces del gremio médico hablan de dos pacientes que perdieron la vida pues estaban recluidos en la sala de cuidados intensivos y precisaban soporte vital, que falló durante el tiempo que duró el apagón.

Maduro dijo hoy que la oposición venezolana está al mando de un "grupo de terroristas" al que su Gobierno prevé "enfrentar severamente" y "derrotar".

"Han llegado incluso al extremo infame de agredir hospitales y centros de salud (...) su plan diario es el show mediático, son los falsos positivos (...) los ataques terroristas por debajo a los servicios públicos, al sistema eléctrico, a los hospitales", denunció.

Según otros informes, como el que ofreció el excoordinador de la plataforma opositora Mesa de la Unidad Democrática, Jesús Torrealba -que citó fuentes internas del hospital-, serían 7 los fallecidos tras el corte eléctrico.

Los trabajadores del hospital dijeron a medios venezolanos que las plantas de respaldo no están operativas desde hace meses, y que no fueron reemplazadas pese a haberse alertado del hecho.

En tanto que el ministro de Energía Eléctrica de Venezuela, Luis Motta Domínguez, denunció un presunto sabotaje al sistema que provee el servicio al centro sanitario, lo que calificó como un "hecho repudiable", aunque no ofreció una cifra de fallecidos.