Diario Vasco

Madrid, 14 ene (EFE).- El Montakit Fuenlabrada, inmerso en una semana decisiva en la que el domingo se jugará sus opciones de disputar la Copa del Rey, afronta antes una visita muy complicada ante el Hapoel Jerusalén israelí, uno de los dominadores del grupo C de la Liga de Campeones de Baloncesto y favorito al título.

Este martes, en el Pais Arena Jerusalem, con capacidad para casi 12.000 espectadores, el Fuenlabrada se medirá a una de las grandes potencias de esta 'Champions' de baloncesto, que acumula ocho victorias en diez jornadas y solo ha caído en uno de sus cinco partidos como local, ante el otro líder de grupo y vigente campeón del torneo, el AEK Atenas griego.

Liderado por el ala-pívot estadounidense Amar'e Stoudemire (11,2 puntos y 5,9 rebotes de media esta temporada en 17 minutos por partido), el Hapoel ya apabulló en el Fernando Martín de Fuenlabrada, donde se impuso con el marcador más abultado de esta temporada, un 75-105.

Ante este conjunto se presenta un Montakit Fuenlabrada que acumula siete derrotas seguidas en la Liga de Campeones y tiene su futuro en esta competición harto complicado, ya que a falta de cuatro jornadas está último del grupo a dos triunfos del cuarto puesto, que da la última plaza de acceso a octavos de final.

Las opciones fuenlabreñas para seguir avanzando en Europa se antojan aún más difíciles si contamos con que, además de visitar Jerusalén, tendrán también que recibir al AEK, viajar a la República Checa para jugar contra el CEZ Nymburk y recibir al Lietkabelis lituano.

Al mismo tiempo, el foco del Montakit se sitúa claramente en la Liga Endesa, donde el sábado logró un triunfo vital y sufrido ante el Monbús Obradoiro (84-83) que le ha vuelto a colocar en disposición de clasificarse a la Copa del Rey con la plaza de organizador madrileño.

Para lograr ese pase deberá ganar al Iberostar en Tenerife el próximo domingo, o que el Movistar Estudiantes pierda en su casa ante el Delteco GBC, el colista de la competición, de manera que el foco del conjunto del argentino Néstor 'Che' García está enfocado claramente al partido en La Laguna.

Prueba de ello es que el capitán y líder del equipo, el escolta croata Marko Popovic, recién retornado tras una lesión muscular de casi dos meses, no viajó a Israel y se quedó en Fuenlabrada como parte de su plan de vuelta a la competición.

El resto de jugadores fuenlabreños, liderados por el escolta mexicano Paco Cruz, el pívot serbio Slava Kravtsov, el alero Marc García o el alero congoleño Christian Eyenga, de vuelta tras perderse el último partido por molestias en un tobillo, tratarán de defender lo mejor posible en pabellón del Montakit ante el Hapoel.

Un equipo en el que no solo Stoudemire reluce. También lo hace un exfuenlabreño, el escolta estadounidense con pasaporte dominicano James Feldeine, que jugó en el conjunto del sur de la Comunidad de Madrid dos temporadas, y ahora promedia 17,8 puntos y 3,7 asistencias por partido en el Hapoel.

El ala-pívot estadounidense TaShawn Thomas (11,6 puntos y 6,4 rebotes por partido), el pívot Da'Sean Butler (que puso 20 puntos en Fuenlabrada y promedia 7,8 con 6,3 rebotes) el alero Josh Owens (7,3 y 7,6) y el base israelí Tamir Blatt (11,3 puntos y 6,6 asistencias por encuentro) completan la potencia del Hapoel.