Diario Vasco

Madrid, 14 ene (EFE).- El grupo Renfe-Operadora prevé ganar este año 59,7 millones de euros, lo que supone un descenso del 25,3 % frente a los casi 80 millones previstos para 2018, según el proyecto de Presupuesto Generales del Estado (PGE) que el Gobierno ha presentado hoy en el Congreso de los Diputados.

El grupo espera generar una cifra de negocio de 2.631,7 millones de euros, un 5,5 % más de lo previsto para 2018.

El resultado de explotación está previsto que alcance 114,9 millones, lo que representa una disminución del 12,5 %.

La proyección del Gobierno para Renfe Viajeros apunta a una caída del beneficio del 16,7 %, hasta los 60,4 millones de euros frente a los 72,5 millones previstos para 2018, con una facturación de 2.353,5 millones, un 5,8 % más.

El resultado de explotación de Renfe Viajeros alcanzará los 117,7 millones de euros, una cifra inferior en un 9 % a la del año pasado.

Renfe Mercancías prevé aumentar sus pérdidas, al pasar de unos números rojos de 6,3 millones de euros estimados en 2018 a unos de 7,4 millones este año.

Esta división espera facturar 231,7 millones, un 6,4 % más.

Por el contrario, prevé un resultado de explotación negativo de 7,5 millones, aunque inferior a las pérdidas de 9,2 millones proyectadas para 2018.

Renfe Fabricación y Mantenimiento prevé volver este año a números rojos y perder 6,3 millones de euros, tras una ganancia de 1,6 millones proyectada para 2018, con unos ingresos de 709,7 millones, cifra que supone un repunte de casi un 1 %.

Renfe Alquiler de Material Ferroviario tiene previsto ganar 2,2 millones de euros, un 15,8 % menos, tras unos ingresos de 15,5 millones, importe inferior en un 3,4 % al de 2018.