Diario Vasco

Madrid, 14 ene (EFE).- El español Javier Gómez Noya, único quíntuple campeón mundial de la historia del triatlón, cuádruple campeón de Europa y plata olímpica de Londres 2012, gran aficionado al rock duro y cuya gran pasión fuera del deporte es tocar la guitarra eléctrica, aseguró a Efe que para él "sería un sueño" presentar un disco, pero que no es "lo suficientemente bueno".

"Sigo dándole a la guitarra siempre que puedo, que a veces no es todo el tiempo que me gustaría" comentó a Efe el astro gallego, de 35 años, que este año volverá a la distancia olímpica con miras a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, como desveló este lunes en un acto del Banco Santander que tuvo lugar en Madrid.

El campeón español ha llegado participar en alguno de los conciertos del grupo Vest, que integran su hermano Rafa, Víctor de Frutos Casado y Julio Gutiérrez Martín, y protagonizó un anuncio junto a Loquillo en el que aparece tocando la guitarra eléctrica subido a un coche.

"Sería un sueño, me encantaría", respondió a Efe al ser preguntado si le gustaría dar alguna vez una rueda de prensa, pero para presentar un disco. "Pero lamentablemente, no soy lo suficientemente bueno para eso", añadió, entre risas, Gómez Noya.