Diario Vasco

Buenos Aires, 14 ene (EFE).- El secretario de Salud de Argentina, Adolfo Rubinstein, manifestó hoy que desde el Gobierno sospechan que el brote de hantavirus surgido en una localidad de la provincia de Chubut (sur), que ya ha causado diez muertes, es una "mutación", ya que puede se puede dar el "contagio interhumano".

"Fundamentalmente, hasta ahora la vía de contagio eran los casos esporádicos por inhalación de las secreciones de los ratones (...). La diferencia es que es contagio interhumano, esto es lo que es mucho más preocupante desde el punto de vista epidemiológico", afirmó el titular de Salud en una entrevista en Radio Mitre.

Hasta el momento, el brote de hantavirus que se originó en la localidad chubutense de Epuyén ha provocado 28 casos positivos de contagio y diez muertes.

La última víctima del brote fue una ciudadana chilena que falleció durante la tarde del sábado en Santiago de Chile tras visitar a una persona de Epuyén que murió por esta enfermedad en diciembre.

Rubinstein explicó que la cadena de contagios se inició con un "señor con síntomas" que concurrió a unas fiestas populares a principios de noviembre y contagió a quienes compartían la mesa, y a partir de aquí fueron incrementando el número de casos.

Remarcó que los pacientes del virus pasan por una "condición gravísima", ya que este brote está registrando una mortalidad "muy alta, de más del 40 por ciento".

Además de las medidas de seguridad y prevención que se están implementando en la localidad y alrededores, las autoridades realizan estudios para determinar específicamente cuáles son las características del virus y "si existe algún tipo de mutación que está promoviendo esta nueva vía bastante inusual en el caso del hanta de contagio interhumano".

Originalmente, el hantavirus se transmite por el contacto con la orina, saliva y excrementos de roedores infectados con dicho virus.

Para la transmisión entre personas, se necesita un contacto estrecho con los enfermos en el período inicial del cuadro febril, que va de las primeras 48 a 72 horas.

La vía de propagación es inhalatoria, por lo que los besos y abrazos pueden contagiar el hantavirus, así como las partículas de saliva al hablar.

Los síntomas de este virus son fiebre, dolores musculares, escalofríos, dolores de cabeza, náuseas, vómitos, dolor abdominal, diarrea y en etapas avanzadas dificultad respiratoria.

El secretario de Salud aseguró que se están tomando todas las medidas de bioseguridad, aunque admitió que "siempre existe el riesgo de que esto se filtre a fuera de Epuyén", pero "por el momento, esto no ha ocurrido".

Rubinstein detalló que en zonas aledañas a la población donde surgió el brote recomiendan medidas preventivas como "cuidarse mucho de los espacios cerrados", lavados "muy exhaustivos" con agua y jabón, ventilar las habitaciones durante más tiempo, no poner carpas en zonas con maleza y tomar agua potable.