Diario Vasco

París, 14 ene (EFECOM).- Francia pondrá en marcha a partir de este año un impuesto nacional a los gigantes de internet ante el bloqueo que constata en la Unión Europea para una tasa común, y para hacerlo se está concertando con España y otros países como Italia, Reino Unido y Austria.

"Pondremos en marcha un impuesto nacional", reafirmó hoy el ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, que se concedió "varias semanas" para fijar los últimos detalles y formalizar esta propuesta, con la que se gravará "la totalidad" de la facturación en 2019 de las empresas afectadas.

Preguntado en un encuentro con la prensa sobre si trabaja con otros gobiernos europeos favorables, respondió que se está coordinando con otros países que también quieren crear su tasa digital, entre los que citó a España, Italia, Reino Unido y Austria.

"Hemos trabajado muy bien con mi colega española", afirmó en referencia a su homóloga Nadia Calviño.

También explicó que la cuestión de la imposición de los gigantes de internet se abordará en la entrevista que esta tarde tiene programada con el presidente del Eurogrupo, Mario Centeno.

Le Maire recordó que cuatro de los 27 países comunitarios bloquean la creación a escala europea de esa tasa, sobre la que se buscará un compromiso de aquí a marzo.

Su objetivo es que los gigantes de internet (se aplicaría a los grupos que facturan más de 750 millones de euros anuales) paguen un tipo impositivo similar al de otras empresas y no muy inferior con la localización contable de sus beneficios en las jurisdicciones más favorables fiscalmente.