Diario Vasco

Figueres , 14 ene .- La obra "Explosión de fe mística" de Salvador Dalí se podrá ver por primera vez directamente y no a través de su reflejo en un espejo, que es como el ampurdanés la dispuso en el montaje que hay bajo la cúpula de su Teatro-Museo, dentro del homenaje a Rafael por el bicentenario del Prado.

La pieza es la que sustituye a "Virgen de la Rosa" del pintor italiano en la segunda fase de la exposición inaugurada en Figueres en noviembre para conmemorar esa efeméride y concebida como un diálogo entre los dos artistas.

La pintura de 1520 regresó a Madrid el día de Reyes y, ahora, se da paso a esta segunda parte de la muestra, denominada "Dalí-Rafael, una prolongada ensoñación", que se abre mañana al público y en la que se mantiene el discurso sobre la admiración que el genio catalán tenía por el italiano.

La directora de los Museos Dalí, Montse Aguer, ha presentado esta nueva fase de la exposición, en la que "Explosión de fe mística en el centro de una catedral", la obra ejecutada por Salvador Dalí entre 1959 y 1974, se puede contemplar por primera vez en su totalidad.

El cuadro, que Dalí concibió inspirándose en el "Santa Catalina de Alejandría" de Rafael, formaba parte hasta ahora del montaje del altar del Cristo situado bajo la cúpula del Teatro-Museo de Figueres.

Allí, sólo se puede contemplar como un reflejo y, ahora, se tendrá una visión directa que permitirá profundizar en una obra que su autor tuvo en su taller de Port-lligat durante quince años.

Aguer ha explicado que los estudios realizados determinan que el fondo de la escenografía proviene de un dibujo intervenido por Dalí e inspirado en Louis Jean Despres, que colaboró con el hijo de Gianbattista Piranesi en una serie de vistas de la basílica de San Pedro del Vaticano sobre 1770.

Los grabados de Piranesi se pueden ver por deseo expreso de Dalí en las paredes de la escalera principal del Teatro-Museo en un guiño que, para Aguer, convierte "Dalí-Rafael, una prolongada ensoñación" en una invitación a repasar conceptos como el de "máquina de pensar" que caracterizaba al artista ampurdanés

Otros que también aparecen en la muestra son, según la directora, el del Renacimiento italiano que admiraba Dalí, pero también el neoclasicismo o la literatura de viajes, aunque, por encima de todos, destaca el de la influencia de Rafael en la obra del catalán.

"Explosión de fe mística en una catedral" forma parte de la etapa místico-nuclear de Dalí en los inicios de su concepción, aunque después fue retocada en el taller a lo largo de los años, hasta su ubicación definitiva en el montaje del Teatro-Museo.

La segunda fase de la exposición está formada también por estudios preparatorios de la pieza principal y fotografías en las que se confirma su presencia en Port-lligat, a la vez que se mantiene material de la primera parte.