Diario Vasco

Bruselas, 14 ene (EFE).- El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, lamentó hoy la muerte del alcalde de la ciudad polaca de Gdansk, Pawel Adamovicz, quien fue apuñalado ayer en un acto público, y alabó su contribución al desarrollo de la ciudad y de la democracia en Polonia.

Adamovicz "estuvo al servicio de los ciudadanos de la ciudad histórica de Gdansk durante más de dos décadas. Contribuyó enormemente a su desarrollo y deseaba ayudar a aquellos que lo necesitaban, independientemente de su origen", dijo Juncker en una carta.

El alcalde, apuntó, "será siempre recordado por su inestimable contribución al desarrollo de la democracia local en Polonia".

También el presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk, lamentó el asesinato en las redes sociales y señaló que Adamovicz era "un hombre de solidaridad y libertad, un europeo", además de un "buen amigo" suyo.

Pawel Adamowicz, miembro de la opositora Plataforma Ciudadana, falleció hoy por las heridas de arma blanca que le causó anoche un exconvicto que dijo vengarse así de haber sido "injustamente encarcelado".

Adamowicz era miembro del principal partido de la oposición en Polonia, la fuerza liberal de centroderecha Plataforma Ciudadana, y alcalde de Gdansk desde 1998, donde este otoño consiguió la reelección con el 65% de los votos.

Era una de las figuras de su familia política más activa en su oposición al partido gobernante en Polonia, el ultranacionalista Ley y Justicia, y había enarbolado varias campañas a favor de los refugiados y contra las polémicas reformas emprendidas por el Gobierno polaco.