Diario Vasco

Beirut, 14 ene (EFE).- El Gobierno de Damasco está negociando con las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza de milicias mayoritariamente kurdas que hasta ahora recibía el apoyo de EEUU, ante una posible ofensiva del Ejército turco contra los territorios que estas controlan en el norte de Siria, según una fuente oficial.

Elia Samman, asesor del ministro de Estado para la Reconciliación Nacional, Ali Haidar, dijo a Efe por teléfono que "es responsabilidad del Gobierno sirio proteger su territorio".

"Los kurdos negocian ahora con el Gobierno sirio porque quieren que les proteja de la ofensiva turca", detalló el asesor, en referencia a que las FSD han dejado de contar con su principal aliado tras el comienzo de la retirada de EEUU del norte de Siria.

Según el asesor, las FSD "están permitiendo a los soldados sirios entrar en los territorios bajo el control de los kurdos" con el fin de que los protejan, desde que Washington anunció, el pasado 19 de diciembre, su intención de replegarse de Siria.

Turquía ha amenazado reiteradamente con lanzar una ofensiva contra las milicias kurdosirias, que Ankara considera agrupación terrorista por su vinculación con el proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistan (PKK) y contra las que ya realizó una campaña militar en el noroeste de Siria.

Los kurdos han conseguido controlar amplios territorios en el norte del país después de arrebatárselos al grupo yihadista Estado Islámico (EI) y los administran de forma autónoma del Gobierno central.

Samman destacó que "la independencia kurda o un estado federal en Siria, no son cosas negociables", por tanto no están ahora mismo sobre la mesa en las conversaciones con las FSD.

"Los kurdos tienen sus propios derechos culturales y son ciudadanos de Siria igual que el resto, pero no se les va a permitir independizarse", remachó.

Además, señaló que en estos momentos no es "una prioridad para el Gobierno sirio luchar contra los kurdos, y por eso no ha habido un enfrentamiento entre ambas partes", que durante el conflicto no han estado directamente enfrentadas.

El asesor se mostró optimista respecto a los posibles acuerdos con las FSD y señaló que Moscú, principal aliado de Damasco, actúa de mediador entre ambos, tal y como han informado los kurdos anteriormente.

El pasado 2 de enero combatientes kurdos comenzaron a retirarse de la localidad de Manbech, en torno a la cual ha aumentado la tensión en las últimas semanas por los refuerzos enviados por Turquía, apoyada por facciones rebeldes sirias.