Diario Vasco

Barcelona, 14 ene (EFE).- El presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, presentará mañana un escrito de defensa ante el Tribunal Supremo en el que "acusa al Estado de vulnerar los derechos fundamentales" de reunión, libertad de expresión, disidencia política, autodeterminación y a un juicio con garantías.

Así lo han explicado el vicepresidente de la entidad, Marcel Mauri, y los abogados de la defensa de Cuixart en una rueda de prensa en el Colegio de Abogados de Barcelona.

Mauri ha afirmado que el texto que se presentará mañana "más que un escrito de defensa será un escrito de acusación", pues afirma que es el "Estado quien tiene que responder ante la vulneración de los derechos fundamentales".

También ha asegurado que desde Òmnium se recurrirá a la "desobediencia pacífica" para la defensa de los inculpados cuando sea necesario.

La defensa de Cuixart argumentará que el Estado ha violado los derechos de reunión, libertad de expresión, disidencia política, autodeterminación y a un juicio con garantías pues "ha colocado la unidad del país por encima de los derechos fundamentales de sus ciudadanos".

Además, ha lamentado que en el juicio a los políticos soberanistas presos "se juzgue a todo el independentismo" y ha sostenido que el proceso supone "un precedente terrible para futuras protestas" de todo calado, ya que vulnera derechos "que solo deberían ser recortados en muy pocas excepciones y no en este caso".

El vicepresidente de Òmnium ha considerado que en el juicio "se evidenciará la violación de los derechos fundamentales", algo que "afecta a todos los ciudadanos del país".

La presentación del escrito de defensa de Cuixart llega después de que hoy los exconsellers Oriol Junqueras y Raül Romeva presentaran el suyo en el que piden la absolución alegando que "antes que independentistas" son unos políticos "pacifistas" y afirman ser víctimas de una "persecución" al independentismo.

El acto ha contado con la intervención de los abogados de la defensa Gemma Calvet, Magda Oranich, Agustí Gil Matalama, Carme Hernanz y Oliver Peter, que han presentado brevemente cada uno de los cinco derechos fundamentales de su cliente y "del pueblo catalán" que creen que han sido vulnerados.