Diario Vasco

Madrid, 14 ene (EFE).- La compraventa de vivienda aumentó en el tercer trimestre de 2018 en 14 comunidades, salvo en Baleares, Canarias y Extremadura, mientras que en Andalucía subió 25,7 %, según datos del Consejo General del Notariado.

En ese período, esa compraventa registró un crecimiento medio nacional del 9,5 % interanual y donde más subió fue en Navarra (33,7 %), seguido de La Rioja (23,8 %) y Murcia (23,5 %).

Los precios nacionales promedio por metro cuadrado continuaron en crecimiento (2,5 %).

La media nacional de 1.408 euros fue ampliamente superada en Baleares (2.320), Madrid (2.185), País Vasco (2.178) y Cataluña (1.744).

Los precios disminuyeron en Aragón, País Vasco y Baleares.

Respecto a los préstamos hipotecarios, el Consejo General del Notariado constata que continúa su "fuerte" subida para adquirir una vivienda, con un incremento interanual de casi el 17 %.

Diez autonomías registraron subidas superiores al 10 % y en Cantabria, La Rioja, Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana, Castilla y León, y Asturias, las tasas de variación fueron superiores al 20 %.

Destaca que las comunidades con mayor peso histórico de operaciones continuaron manteniendo un buen ritmo de crecimiento: Andalucía (25,7 %), Cataluña (23,2 %), Comunidad Valenciana (23,2 %) y, alejada, Madrid (9,9 %).

La cuantía promedio de los préstamos hipotecarios repuntó su crecimiento en el territorio nacional (5,6 %) con respecto al trimestre pasado.

Catorce comunidades vieron crecer su cuantía media en tasa interanual, especialmente Baleares (20,2 %), Canarias (14,1 %) y Madrid (9,9 %), en tanto que La Rioja tuvo la mayor caída (9,1 %), seguida de Extremadura (3,1 %) y Galicia (0,8 %).

El porcentaje de compras de viviendas financiadas mediante un préstamo hipotecario se situó en el 46,8 % en el territorio nacional.

Como en trimestres anteriores, ese porcentaje fue más alto en País Vasco (67,0 %) y Madrid (66,1 %), mientras que los menores ratios se registraron en la Comunidad Valenciana (33,1 %) y Murcia (35,6 %).

El resto de autonomías se situaron en un intervalo que va desde el 40 al 50 %.