Diario Vasco

Nueva York, 14 ene (EFECOM).- El grupo bancario Citigroup, uno de los principales de EEUU, obtuvo un beneficio neto de 18.045 millones de dólares en 2018 frente a las pérdidas con las que acabó el ejercicio anterior por el efecto de la reforma fiscal de EEUU.

El tercer banco del país por volumen de activos -y cuarto por capitalización de mercado- que perdió 6.798 millones en 2017, sobre todo a causa de la reforma fiscal, ha logrado cerrar 2018 con ganancias, pasando de tener un resultado por acción negativo a uno positivo.

Los ingresos anuales del banco ascendieron a 72.854 millones de dólares, un 1 % más respecto al ejercicio anterior, en el que facturó 72.444 millones; mientras que en el cuarto trimestre de 2018 logró 17.124 millones, un 2 % menos a nivel interanual.

El consejero delegado de la entidad, Michael Corbat, sostuvo en una conferencia telefónica abierta a medios de comunicación que la "incertidumbre macroeconómica" ha propiciado un "ecosistema complicado" en los últimos tres meses, y reconoció que aumentar los ingresos ha sido más difícil de lo esperado.

A principios de diciembre, el grupo financiero ya avisó de que en comparación con el ejercicio previo sus ingresos probablemente caerían a causa de los movimientos del mercado bursátil, especialmente en áreas sensibles como la de renta fija.

Así, los 1.942 millones de dólares que Citigroup facturó en el negocio de la renta fija este cuarto trimestre representan un 21 % menos respecto al mismo periodo del año anterior, "debido a la volatilidad del mercado y el entorno de negociación resultante", sostiene el banco.

Pese a todo, el beneficio del último trimestre sí satisfizo a los analistas: ganó 4.313 millones, cuando en el mismo periodo de 2017 había registrado pérdidas de 18.893 millones. El beneficio por acción, de 1,64 dólares, superó las estimaciones de los expertos, de 1,55 dólares.

Corbat destacó que en 2018 la entidad que capitanea ha registrado un "progreso sólido" hacia sus objetivos a largo plazo, ha mejorado su rendimiento sobre los activos y ha generado crecimiento en su banca comercial global, especialmente en México.

Tras felicitar al jefe financiero de Citigroup, John Gerspach, que se retirará el próximo marzo tras 29 años en la empresa, Corbat indicó que pese a la "incertidumbre", prevé crecer y permanece "comprometido" con los objetivos fijados para 2019.

"Dicho eso, estaremos preparados para hacer ajustes si vemos cambiar las condiciones económicas", agregó.