Diario Vasco

Varsovia, 14 ene (EFE).- Cerca de 200 habitantes de la ciudad polaca de Gdansk se han ofrecido para donar sangre en solidaridad con el alcalde de esta localidad, Pawel Adamowicz, en estado muy grave después de ser apuñalado anoche durante un acto benéfico popular.

"Espero que el alcalde sobreviva a estos momentos tan difíciles, estamos con él y esperamos que se mejore", dijo a la cadena de televisión TVN24 una de estas personas que, antes de ir a trabajar, decidió ir al centro de donación de sangre.

El director del Hospital Clínico Universitario en Gdansk informó esta madrugada de que se han producido "importantes daños cardíacos, heridas en el diafragma y en la cavidad abdominal", y señaló que el paciente ya ha recibido transfusiones de sangre.

El agresor es un hombre de 27 años, exconvicto por robo en entidades bancarias de esta localidad, que después de apuñalar a Adamowicz tomó un micrófono para asegurar que con su ataque quería vengarse por haber sido "injustamente encarcelado y torturado".

El asaltante fue detenido inmediatamente y el viceministro del Interior de Polonia, Pawel Szefernaker, ha viajado a Gdansk para supervisar las diligencias policiales, después de que hubiera criticas por la falta de seguridad durante el acto en el que se produjo el apuñalamiento.

Adamowicz, de 53 años, es miembro del principal partido de la oposición en Polonia, la fuerza liberal de centro-derecha Plataforma Ciudadana, y alcalde de Gdansk desde 1998.

El presidente de Polonia, Andrzej Duda, se sumó en las últimas horas al estupor de la sociedad polaca ante este intento de asesinato, y expresó su pesar a través de su cuenta de la red social Twitter, donde ha pedido a sus compatriotas que tengan a Adamowicz en sus oraciones.