Diario Vasco

Córdoba, 14 ene (EFE).- La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha defendido hoy las protestas convocadas para mañana coincidiendo con la sesión de investidura del presidente de la Junta de Andalucía, ya que, ha dicho, "tras 40 años de democracia" las mujeres se manifiestan "con total limpieza política" y "democrática".

Calvo ha sido preguntada en Córdoba por la concentración que han convocado colectivos feministas andaluces ante el Parlamento y por la tarde en todas las provincias de la comunidad bajo el lema "Nuestros derechos no se negocian. Ni un paso atrás en igualdad".

A este respecto, ha reflexionado que la democracia española ha recorrido un largo camino trabajando contra "la enorme asimetría que las mujeres han soportado a lo largo de la historia", y esto no tiene "punto de retorno", al igual que tampoco lo tienen, a su juicio, las políticas contra la violencia de género.

Calvo ha aclarado que "las leyes que protegen la violencia de género no van en contra de todos los hombres, van en contra de los maltratadores, de quienes traspasan la línea de cometer un delito", y, por tanto, "eso no puede tener discusión".

Por ello, ha advertido de que, "si alguien piensa que sobre esto se puede provocar confusión o retroceso, se equivoca".

"Tras 40 años de democracia, las mujeres no necesitamos portavoces de nadie, nos defendemos solas, nos manifestamos solas, ejercemos la ciudadanía, sabemos cuáles son nuestras capacidades de influir, y lo hacemos con total limpieza política y democrática", ha aseverado la vicepresidenta del Gobierno, que ha recordado que así lo hicieron "el año pasado el 8 de marzo" y que así lo hacen "cada día".

Calvo ha defendido que la española es "una democracia plena" y que, "si alguien piensa que tiene punto de retorno las políticas que protegen a las mujeres se está francamente equivocando, y por ahí no hay nada que recorrer".