Diario Vasco

Madrid, 14 ene (EFE).- El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha considerado hoy que la sociedad catalana debería "hacer presión" para que los independentistas apoyen los presupuestos generales del Estado porque son "beneficiosos para la sociedad española y también para la catalana".

Borrell se ha expresado así en un desayuno informativo en el que se ha mostrado convencido de que los nacionalistas no presentarán una enmienda a la totalidad ni apoyarán las que pudiera presentar algún otro grupo ya que saben que con ello no conseguirán nada del Gobierno.

En su opinión, las amenazas de los nacionalistas, "un grupo complicado", ha dicho, es tan solo una forma de "mantener la tensión" y una "actitud de consumo interno" cuando ya saben que el presidente del Gobierno ha dicho "por activa y por pasiva" que no va a hacer concesiones para lograr su apoyo.

"Decir que no por intentar conseguir una contrapartida de decisiones o concesiones que desbordan el marco constitucional y que saben perfectamente que no se pueden conceder y que no se va concederán ni por este gobierno ni por ningún otro que no quiera antes reformar la Constitución es una actitud para mantener la tensión pero que no conduce a nada", ha planteado.

Ante esta actitud, el ministro ha considerado que "la sociedad debería hacer presión para que este presupuesto se apruebe" ya que se trata de una propuesta que representa "el progreso en todos los frentes".

En su opinión, unos presupuestos "se pueden rechazar 'per se' o por circunstancias ajenas al presupuesto" del tipo "no lo vamos a apoyar salvo que el Gobierno central haga cosas" por ejemplo contra el poder judicial.

"Y eso no va a ocurrir, lo ha dicho el presidente por activa y por pasiva", ha subrayado Borrell, quien entiende así que las amenazas de los independentistas no son más que "una actitud de consumo interno".