Diario Vasco

Madrid, 14 ene (EFE).- El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha restado hoy importancia a la detención que sufrió ayer el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, el diputado opositor Juan Guaidó, por considerar que "a una detención de una hora quizás no quepa llamarla detención".

Borrell ha respondido así en el transcurso de un desayuno informativo al ser preguntado por la breve detención a la que fue sometido ayer Guaidó, de la formación Voluntad Popular (VP), del líder encarcelado Leopoldo López.

El presidente de la Asamblea Nacional fue interceptado por agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en la autopista que conecta Caracas con el costero estado de Vargas, y retenido por espacio de media hora.