Diario Vasco

Lisboa, 14 ene (EFE).- Un grupo de bomberos portugueses intentó hoy irrumpir en la sede del Ministerio de Trabajo, en Lisboa, durante una protesta para entregar una carta con sus reivindicaciones, aunque fueron frenados por las autoridades.

El suceso se produjo durante una manifestación que concentró a unos 150 bomberos municipales de Lisboa frente a la sede del Ministerio para protestar contra las propuestas del Gobierno para alterar el estatuto de la profesión.

En concreto, están descontentos con el aumento de la edad de jubilación hasta los 60 años y con la reducción del salario base.

Varios de los manifestantes se dirigieron a la puerta del Ministerio para intentar entrar en el edificio, pero las autoridades formaron un cordón policial y frenaron el avance.

Durante la manifestación, con carteles con mensajes como "Bomberos con 60 años, ¿quién salva a quién?", los bomberos hicieron sonar silbatos y sirenas y consiguieron cortar el tráfico en la plaza de Londres, donde se sitúa el Ministerio.

Una delegación sindical mantuvo una reunión con el gabinete del Ministerio que, según un portavoz del Sindicato de Trabajadores del Municipio de Lisboa, António Pascoal, acabó "sin compromiso".

Por ello, fue convocada una manifestación a nivel nacional de bomberos municipales este jueves frente a la sede del Consejo de Ministros, que coincidirá con la reunión semanal de los gabinetes del Gobierno luso.

"Queremos entregar una resolución para dejar claro que no estamos satisfechos y que no aceptamos estas propuestas", dijo Pascoal en declaraciones a la prensa.

Además, se ha entregado un preaviso de huelga de dos semanas que arrancará el día 21 de enero.