Diario Vasco

Jartum, 14 ene (EFE).- El presidente sudanés, Omar al Bachir, advirtió hoy de que las continuas protestas que se suceden en el país con el objetivo de derrocarlo no van a cambiar el Gobierno, algo que solo sería posible a través de un proceso electoral.

"El Gobierno no va a caer por las manifestaciones, ni por el sabotaje, ni por las intervenciones de partes extranjeras. Solo hay un camino para el cambio y es a través de las urnas", aseguró hoy el líder en un discurso en su primera visita a la conflictiva región de Darfur (oeste) desde que comenzaron las manifestaciones el pasado 19 de diciembre.

La Fiscalía General de Sudán ha cifrado en 24 las víctimas mortales registradas desde el inicio de las protestas contra la carestía y la crisis económica que vive el país, mientras la oposición estima en cerca de 40 los fallecidos.

"Sudán se mantendrá unido, seguro, desarrollado a pesar de todos los problemas. Sí, tenemos un problema económico y estamos trabajando para resolverlo", indicó Al Bachir en el discurso en la ciudad de Nyala, capital del estado de Darfur del Sur, transmitido por la televisión estatal.

El mandatario acusó a "algunas partes" de querer "desestabilizar el país", dijo que son "gente que no les gusta la estabilidad y la seguridad en Sudán" y recalcó que se trata de la misma gente que decía que "Darfur es el fin de Sudán".

Darfur es la zona más conflictiva en Sudán después de que estallara en 2003 una guerra cuando grupos insurgentes se levantaron en armas en protesta por la pobreza y la marginación que sufrían los habitantes de esta zona.

El conflicto ha causado desde 2003 más de 300.000 muertos y han forzado a 2,7 millones de personas a abandonar sus comunidades de origen, según la ONU.

Al Bachir dijo al pueblo de Darfur que son "la gente de la estabilidad" y que no van a "permitir a nadie que provoque sabotaje, ni queme rompa y robe".

La Asociación de Profesionales Sudaneses, que reúne a agrupaciones sindicales no oficialistas de tendencia izquierdista y han liderado las manifestaciones, afirmaron hoy en un comunicado que han convocado unas protestas nocturnas para mañana, martes, y el jueves en el sur de Jartum y en la ciudad de Omdurman.