Diario Vasco

Berlín, 14 ene (EFECOM).- Los aeropuertos alemanes de Múnich y Hamburgo secundarán mañana, junto a los de Fráncfort, Hannover-Langenhangen, Bremen, Leipzig/Halle, Dresde y Erfurt, la huelga del personal de seguridad convocada por el sindicato Verdi para reclamar mejoras salariales en la negociación del convenio colectivo.

Unos 220.000 pasajeros se verán afectados en los ocho aeropuertos por cancelaciones y retrasos a los que se sumarán otros varios decenas de miles cuyos vuelos con destino a esos aeródromos no podrán despegar, denunció hoy el director gerente de la confederación de aeropuertos ADV, Ralf Biesel.

El directivo volvió a calificar de "irresponsable" que Verdi "extienda las huelgas hasta el exceso", lo que "dinamita", dijo, cualquier dimensión de un paro.

"Verdi lleva a cabo las huelgas injustificadamente a expensas de los viajeros, las aerolíneas y los aeropuertos. Una vez más los aeropuertos son utilizados como escenario en un conflicto laboral en el que ni siquiera son interlocutores", denunció.

Asimismo, llamó a los interlocutores sociales a sentarse a la mesa de negociación "de inmediato" y advirtió de que cualquier huelga adicional "supone no sólo una pesadilla para los pasajeros, sino que aporta una imagen negativa de Alemania como país de destino".

En el aeropuerto internacional de Fráncfort, uno de los principales nudos de tráfico aéreo en Europa, la huelga, a la que también ha llamado la federación alemana de funcionarios públicos (DBB), se llevará a cabo entre las 02.00 hora local (01.00 GMT) y las 20.00 (19.00 GMT).

En el segundo aeropuerto alemán, el de Múnich, el paro tendrá lugar entre las 03.30 y las 20.00 (02.30-19.00 GMT), mientras que en los de Hannover y Bremen está previsto que la medida dure 24 horas a partir de la medianoche.

En el aeropuerto de Leipzig/Halle, la medida de protesta será entre las 04.00 y las 18.00 horas locales (03.00-17.00 GMT); en el de Dresde, de 03.00 a 21.00 (02.00-20.00 GMT), y en el de Erfurt, entre las 06.00 y las 22.00 (05.00-21.00 GMT).

Más de 100.000 pasajeros se vieron afectados ya por la jornada de huelga del personal de seguridad el pasado jueves en los aeropuertos alemanes de Düsseldorf, Colonia/Bonn y Stuttgart, donde se debieron cancelar más de 600 vuelos.

El lunes anterior, Verdi ya había convocado un paro parcial del personal de seguridad de los aeropuertos berlineses de Schönefeld y Tegel que obligó a suspender el 8 % de las rutas programadas y causó alteraciones en numerosas conexiones.