Diario Vasco

Madrid, 14 ene (EFE).- La asociación española de fabricantes de automóviles y camiones (Anfac) ha valorado que en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2019 se cuente con una partida de 67 millones de euros para la movilidad sostenible y ha pedido que los planes de ayudas se pongan en marcha "con agilidad".

En declaraciones a Efe, fuentes de Anfac han solicitado hoy que las ayudas para la movilidad sostenible sean también "de aplicación sencilla" para que los interesados puedan optar fácilmente a ellas.

Además, han señalado que "siempre es bueno que haya ayudas a la compra de vehículos alternativos", aunque la patronal aspirara a una dotación económica mayor.

En ese sentido, han recordado que, anteriormente, la asociación había considerado necesario un plan estructural de incentivos de 150 millones de euros anuales para fomentar la movilidad eléctrica y alternativa.

Las mismas fuentes han explicado que también valoran que se haya mantenido "el principio de neutralidad tecnológica", porque la dotación incluye a los vehículos de gas.

El Gobierno incluye en el PGE para 2019 una partida de 67 millones de euros para la movilidad sostenible, lo que supone 400.000 euros más que en el ejercicio anterior.

Estos 67 millones estarán destinados a la adquisición de vehículos eléctricos, de gas licuado del petróleo (GLP/autogás), de gas natural comprimido (GNC) y licuado (GNL) y motos eléctricas, y se reparten entre la Dirección General de Industria y Pyme (dependiente del Ministerio de Industria), que contará con 17 millones de euros, y el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), al cual se le han destinado 50 millones de euros.

Asimismo, el proyecto de Presupuesto prevé la implantación de puntos de recarga en zonas de acceso público y este último apoyo financiero a infraestructuras es una de las novedades del programa respecto a los anteriores.