Diario Vasco

México, 14 ene (EFE).- El arribo masivo de sargazo a las playas del Caribe mexicano se repetirá en la época estival de 2019 y mantendrá la problemática que ya vivieron estas costas el año anterior, alertaron hoy investigadores mexicanos.

En caso de que la situación sea similar a la de 2018, los daños al ecosistema y a la industria turística serán severos, aseguró la experta de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Brigitta Ine van Tussenbroek.

"No tenemos idea de la capacidad de resiliencia del entorno ante este evento, y ya ha recibido mucha materia orgánica sin precedentes, la biogeoquímica de los sistemas está cambiando por completo", detalló.

Las afirmaciones de la científica se basan en los pronósticos de un estudio de la Universidad de Florida, en Estados Unidos.

Aclaró que los reportes mensuales de la casa de estudios están basados en masas flotantes en océano abierto y son a gran escala, por lo que sólo indican la probabilidad de que llegará a nuestras playas, sin especificar a dónde.

Los principales lugares en verse afectados serían los municipios de Chetumal, Tulum o Cancún, en el Caribe mexicano.

Para obtener esa predicción se requiere un monitoreo más detallado que todavía no se ha implementado, agregó la especialista del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología (ICMyL).

El principal problema de esta alga marrón es su arribo masivo durante la temporada vacacional a algunas de las playas del suroriental estado de Quintana Roo, ocasionando molestias a los turistas y desfigurando la bella imagen característica del mar azul turquesa y la arena blanca.

El sargazo se origina en el mar de los Sargazos, ubicado en el océano Atlántico, entre las costas de Estados Unidos y Europa.

Sin embargo, desde hace más de un lustro se desprendió una gran porción de este y se ubicó entre las costas de África y Brasil, desde donde las corrientes marinas lo trasladan hacia el mar Caribe.

Si bien el sargazo ha estado llegando a México año tras año, nunca se habían registrado cantidades tan altas como las del año anterior.

Según numerosas investigaciones científicas, se deduce que las causas del incremento pueden ser el aumento de la temperatura en las aguas marinas y los vertidos de desechos de materia orgánica en ríos de países centroamericanos, lo cual acelera el ciclo de vida y reproducción del alga.

Y es que el alga actualmente es capaz de duplicar su biomasa en 11 días, mientras que antes le tomaba 50.

No obstante, la científica apuntó que la posibilidad de que el sargazo llegue en grandes cantidades a la costa mexicana dependerá "de las condiciones atmosféricas locales, como los vientos alisios, que acarrean el sargazo a nuestras playas".

"Desconocemos la resiliencia de los ecosistemas ante estos eventos, que se ven vulnerables. Probablemente estemos lejos de la recuperación, el panorama no es alentador", concluyó.

En términos económicos, hace algunos meses Brigitta Ine Van Tussenbroek reveló en conferencia de prensa que la cifra tentativa que los hoteles de Quintana Roo gastan al mes para retirar el sargazo de las playas es de un millón de pesos (unos 52.250 dólares).