Diario Vasco

Alcorcón , 14 ene .- El Alcorcón de Cristóbal Parralo ha concluido la primera vuelta del campeonato liguero en la quinta posición, en zona de promoción de ascenso, en lo que supone su segundo mejor registro histórico de las nueve temporadas que lleva en Segunda.

Después de dos permanencias agónicas las últimas dos temporadas con Julio Velázquez en el banquillo, el Alcorcón estrenó hace seis meses nuevo proyecto con Cristóbal Parralo de primer entrenador y Javier Manjarín como segundo, y la apuesta del equipo alfarero que preside Ignacio Legido está dando resultado.

Completada la primera vuelta de campeonato el Alcorcón es quinto clasificado con 35 puntos, está a cinco del líder, el Granada, y ha pasado las últimas quince jornadas entre los seis primeros de la clasificación, incluidas tres semanas como líder, entre la 14 y la 16.

Nunca el Alcorcón había sido líder tres jornadas y nunca tampoco transcurridas catorce jornadas del campeonato, ya que las dos veces anteriores que ocupó la primera plaza fue en la tercera en la tercera jornada de la Liga 2013/2014, con Miguel Álvarez de entrenador, y la segunda el 13 de septiembre de 2015 con Juan Ramón López Muñiz en el banquillo y en el cuarto partido del campeonato.

Disputadas 21 jornadas el Alcorcón solo había estado mejor situado en la clasificación en una ocasión, en la temporada 2012/2013, cuando José Bordalás situó al equipo en la cuarta plaza con 38 puntos y acabó disputando la promoción de ascenso a Primera unos meses después.

Ese Alcorcón de Bordalás tenía mucho gol y en 21 jornadas había marcado 33 tantos, once más que el de Cristóbal, que es el equipo alfarero que en nueve temporadas ha encajado menos, 15, y en once de los veintiún partidos ha dejado su puerta a cero.

Los buenos números de este Alcorcón de Cristóbal no distraen a plantilla y cuerpo técnico del verdadero objetivo que se han marcado, la permanencia. El único mensaje que sale del vestuario es llegar a cincuenta puntos y después soñar, algo que la afición, que se ha vuelto a enganchar al equipo debido a los buenos resultados, ya ha comenzado a hacer.

A este final de primera vuelta el Alcorcón ha llegado en una mala racha de resultados. Lleva seis jornadas sin ganar y encadena cuatro derrotas y dos empates, algo que no preocupa en el vestuario.

"No estoy nada preocupado, estoy muy tranquilo por el trabajo que hacen los jugadores. Estamos en zona de promoción y hay que verlo como es, porque el objetivo es salvarnos. Ahora necesitamos una victoria y recuperar la confianza, nada más", dijo Cristóbal tras el último partido.

La próxima jornada el Alcorcón visita Gijón para medirse al Sporting. Por delante veintiún partidos para refrendar una permanencia encarrilada y soñar con repetir los hitos que supusieron las dos promociones de ascenso a Primera en 2012 y 2013.