Diario Vasco

Lima, 13 ene (EFE).- El mandatario de Perú, Martín Vizcarra, señaló hoy que "la corrupción", contra la que se comprometió a luchar desde que asumió el mando en marzo de 2018, "se resiste a dejar las instituciones públicas" del país.

Durante un acto público celebrado en la provincia limeña de Huarochirí, el jefe de Estado resaltó que está cumpliendo sus promesas de "luchar contra la corrupción y mejorar la vida de los peruanos".

"Ustedes son conscientes de los esfuerzos que estamos haciendo para luchar contra la corrupción a pesar de que no es fácil, y que la corrupción se resiste a dejar las instituciones públicas. Pero con el apoyo de ustedes vamos a derrotar la corrupción", apuntó.

Sus declaraciones se dan solo cinco días después de que quien fuera Fiscal de la Nación (fiscal general) Pedro Chávarry renunciase, tras haber permanecido durante cinco meses en el cargo incluso con los graves cuestionamientos en su contra por sus presuntos nexos con "Los cuellos blancos del puerto", una red criminal que negociaba prebendas y favores al interior de la Judicatura peruana.

Chávarry, cuya renuncia fue exigida por la mayor parte de la ciudadanía y por el propio Vizcarra, tiene desde el sábado una medida cautelar de impedimento de salida del país por nueve meses, por presuntamente haber acompañado en la sustracción irregular de documentos de una oficina lacrada solo tres días antes de su renuncia.

Vizcarra expresó también que "tan importante como derrotar la corrupción es ejecutar los proyectos" que atiendan las "principales necesidades" del pueblo, y que una prueba de que su Gobierno lo está haciendo es el apoyo popular que mantiene, del que dijo "no es un cheque en blanco".

El jefe de Estado tiene entre sus principales fortalezas el apoyo popular, que en diciembre pasado alcanzó un 66 % según un sondeo de Ipsos-Perú, y que lo ubicó como el primer presidente peruano del siglo en sostener por tres meses consecutivos una aprobación tan alta.