Diario Vasco

Albacete, 13 nov (EFE).- El entrenador del Albacete, Luis Miguel Ramis, ha declarado a Efe que desea que el partido de dentro de quince días lo jueguen ante el Reus, "aunque parece, lamentablemente, que no será así", teniendo en cuenta los rumores que apuntan a que el conjunto tarraconense podría desaparecer por los problemas económicos que soporta.

En cualquier caso, el técnico del Albacete ha confiado en que se revierta la situación, lo que "significaría que ha habido buenas noticias para los jugadores y trabajadores del Reus, pero no me atrevo a decir si jugaremos porque afirman que no va a ser así, porque se va a ir de la liga", ha lamentado.

Y ha agregado que, de confirmarse esta noticia, "no sería buena para ninguna de las partes, pero a mí me preocupa, principalmente, por trabajadores y jugadores del club".

El técnico del equipo revelación de la primera vuelta de Segunda, que terminará en segunda posición, ha reconocido que "sonaba bien serlo" y ha agregado que "hemos hecho una primera vuelta extraordinaria, viviendo diferentes situaciones, que hemos afrontado siempre de manera positiva".

Su equipo empataba ayer ante el Sporting y, al no vencer, no podía proclamarse campeón de invierno, un hecho que despertaba "ilusión" en el equipo blanco, pero que "no nos obsesionaba porque sólo queremos mejorar cada semana", ha reconocido.

Preguntado por las opciones del Albacete, ha señalado que no sabe si serán capaces de repetir los números de la primera vuelta, "pero vamos a intentar seguir siendo lo rigurosos y sólidos que somos e intentar mejorar las cosas que hacemos mal", ha prometido.