Diario Vasco

Jartum Norte , 13 ene .- Nuevas manifestaciones se registraron hoy en varias ciudades de Sudán para pedir la renuncia del presidente Omar al Bashir, que fueron reprimidas, una vez más, con porras y gases lacrimógenos por la Policía, que arrestó a varios de los participantes.

En la ciudad de Jartum Norte, situada al norte de la capital, centenares de manifestantes se concentraron en el centro de la urbe coreando consignas como "El pueblo quiere la caída del régimen" y "Revolución, revolución hasta la victoria", tal y como constató Efe.

Las fuerzas de seguridad, desplegadas en gran número con vehículos blindados, dispersaron a los manifestantes con porras y gases lacrimógenos, y detuvieron a una veintena de manifestantes, que huyeron y se escondieron en los barrios residenciales adyacentes al centro.

Por otra parte, también tuvieron lugar manifestaciones en Al Fasher, capital del estado de Norte de Darfur (oeste); en Qadarif, capital del estado homónimo (este), y en el estado de Al Yazira (centro), donde las fuerzas de seguridad actuaron para dispersarlas, informaron testigos a Efe.

Según Ozman Saleh, miembro del Comité Central de los Médicos, sindicato de tendencia opositora, alrededor de 50 personas han fallecido y decenas han resultado heridas en las manifestaciones desde su comienzo el pasado 19 de diciembre.

Mientras, la Fiscalía General de Sudán cifró ayer en 24 las víctimas mortales que se han producido desde el inicio de las protestas en contra de la carestía, que han degenerado en un movimiento antigubernamental.

La Asociación de Profesionales Sudaneses, que reúne a agrupaciones sindicales no oficialistas de tendencia izquierdista, ha liderado las convocatorias, a las que se han sumado estudiantes y los principales partidos de la oposición de todos los signos en contra del presidente Al Bashir.