Diario Vasco

Barcelona, 13 ene (EFE).- El defensa del Barcelona Jordi Alba aseguró que las negociaciones para renovar su contrato, que acaba en junio de 2020, siguen en punto muerto.

Después de la victoria contra el Eibar (3-0), el lateral izquierdo del Barcelona compareció ante los medios de comunicación y se refirió a su situación contractual.

"Mi renovación sigue igual. Me queda un año de contrato y al final no sé lo que piensa el club y lo que quiere hacer. Al final es su decisión, pero estoy tranquilo. Son ellos los que tienen que decidir si me quieren renovar o no. Mi deseo es quedarme aquí muchos años", aseguró.