Diario Vasco

Barcelona, 13 ene (EFECOM).- La Generalitat prevé pedir prestados este año al Fondo de Facilidad Financiera (FFF) un total de 8.071 millones de euros.

Así lo ha asegurado a Efe el conseller de Economía y vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, que ha precisado que de esa cantidad un total de 7.703 millones corresponden a vencimientos, 125 millones a liquidaciones negativas y 243 millones se solicitan para cubrir el límite de déficit autorizado para 2019, que es del 0,1 % del PIB catalán.

La Generalitat deseaba contar con un límite de déficit más flexible, un 0,3 %, pero el veto del PP a esa senda de déficit ha dejado el límite autorizado en el 0,1 % del PIB.

Al dejar el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) y pasar a financiarse desde enero mediante el Fondo de Facilidad Financiera, el control estatal sobre las finanzas de la Generalitat será más laxo.

"Como se ha cumplido el objetivo de deuda y déficit, y con el período medio de pago a proveedores, las medidas de control mucho más estrictas desaparecen", ha asegurado Aragonès, que ha añadido que la Generalitat ya no tendrá la obligación de presentar un plan de ajuste a Hacienda.

Aunque Aragonès ha precisado que el FFF también es un fondo que depende del Estado, "es el paso previo que han seguido las comunidades que ya han comenzado a emitir (deuda) en los mercados", como Madrid o Andalucía.

"De hecho Andalucía se financia en parte mediante el Fondo de Facilidad Financiera y en parte con emisiones de deuda", ha apuntado el conseller de Economía.

"Es importante para la Generalitat ir siguiendo ese camino, porque queremos volver a financiarnos en los mercados y no acudir a la administración del Estado", ha remarcado Aragonès, que ha opinado que el exministro Cristóbal Montoro usó el FLA en los últimos años "como un instrumento de recentralización política".

A la pregunta de si la Generalitat podría volver a financiarse en los mercados financieros en 2020, ha apuntado que será "lo más pronto posible y cuando se den las condiciones", y ha añadido que "hay interés" por la deuda de la Generalitat, aunque Cataluña debe volver a emitir cuando se den las "condiciones adecuadas", ha insistido.

Un 73,2 % de la deuda de la Generalitat, cuyo pasivo suma 78.506 millones de euros, ya está en manos del Estado, según datos del Banco de España consultados por Efe.

A septiembre de 2018, los últimos datos disponibles, el Estado poseía un total de 57.513 millones de euros de deuda de la Generalitat.