Diario Vasco

Berlín, 13 ene (EFECOM).- El embajador estadounidense en Berlín, Richard Grenell, advirtió en una carta dirigida a varias empresas alemanas de un "considerable riesgo de sanciones" si no renuncian a su participación en el proyecto de gasoducto Nord Stream 2, que conectará directamente Rusia con Alemania a través del Mar Báltico.

En su misiva, Grenell argumenta que si con el Nord Stream 2 y el gasoducto TurkStream las importaciones de gas a Europa a través de Ucrania se vuelven superfluas, ese país perderá importancia en materia de política de defensa , lo que aumentará el peligro de intervenciones rusas y hará a la Unión Europea (UE) dependiente de Rusia en lo que respecta a la seguridad energética.

"En consecuencia, las empresas que apoyan la construcción de ambos gasoductos dinamitan de forma activa la seguridad de Ucrania y de Europa", cita el dominical "Bild am Sonntag" al embajador.

Grenell advierte: "Subrayamos que las empresas que se implican en el sector de la exportación energética rusa participan en algo que podría conllevar un elevado riesgo de sanciones."