Diario Vasco

Madrid/Sevilla, 18 dic (EFE).- Ecologistas en Acción "aplaude" la ampliación de la Red de Parques Nacionales, con el nuevo de la Sierra de las Nieves (Málaga) y la ampliación del Archipiélago de Cabrera, pero cree "muy insuficiente" la propuesta de declaración del espacio protegido malagueño.

La organización ecologista condiciona su apoyo al nuevo parque nacional de Sierra de las Nieves a la integración en el mismo de Sierra Bermeja, que acoge la mejor muestra de ecosistemas serpentínicos mediterráneos del planeta (peridotitas y pinsapos).

En dicho espacio se concentra, además de su valioso pinsapar, el único existente sobre peridotitas (rocas con un bajo contenido en calcio y en nutrientes elementales para las plantas), el mayor número de endemismos botánicos serpentinofitos y de endemismos faunísticos y formaciones vegetales prioritarias y exclusivas.

Ecologistas en Acción también considera que la Red de Parques Nacionales es "incompleta", ya que no contiene una adecuada representación de todos los sistemas naturales españoles, especialmente los marinos.

En este sentido, insta al Cabildo de El Hierro, al Gobierno de Canarias y al Ministerio para la Transición Ecológica a desbloquear el proceso de creación del primer parque nacional enteramente marino, con 21.400 hectáreas protegidas.

El proyecto Mar de las Calmas, apoyado desde sus inicios por los pescadores artesanales de la isla, podría tener según la ONG importantes repercusiones en la conservación y recuperación de comunidades de corales y cetáceos y actuar como criadero de peces y otros animales.

Por otro lado, Ecologistas en Acción considera que la ampliación del Parque Nacional de Cabrera de 10.020 a 90.700 hectáreas permitirá proteger importantes ecosistemas hasta ahora no incluidos, como escarpes sumergidos, arrecifes coralígenos, bosques de laminarias, zonas de cría para peces y moluscos y zonas de alimentación de cetáceos.

En su opinión, la zona marina propuesta posee una diversidad y riqueza de hábitats únicos en el Mediterráneo y sufre presiones muy negativas, tanto por la pesca deportiva como la profesional, en concreto la pesca de arrastre.