Diario Vasco

Asunción, 13 dic (EFE).- La Embajada de Argentina y la Defensoría del Pueblo de Paraguay homenajearon hoy al titular de la Dirección de Memoria Histórica y Reparación (DMHR), Rogelio Goiburú, por su búsqueda de desaparecidos durante la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989).

El director de la DMHR, hijo del médico Agustín Goiburú, desaparecido desde 1977, lleva años dedicado a la búsqueda, exhumación e identificación de los restos óseos de las personas que asesinadas durante el régimen Stroessner.

En reconocimiento a esa labor, el director general de la Dirección de Verdad, Justicia y Reparación de la Defensoría del Pueblo, Rodolfo Vera, le hizo hoy entrega de una placa conmemorativa y ensalzó "la motivación que sigue teniendo" Goiburú en su lucha.

"Sigue buscando a los desaparecidos, y todo el trabajo que viene haciendo merece una invitación a que podamos seguir ese sendero y ese camino que él ya ha construido", expresó Vera en el acto, celebrado en la Embajada de Argentina en Asunción.

También manifestó su admiración por ese trabajo "por la verdad y la justicia" el especialista en temas de Justicia, Pablo Vassel, del Fondo Argentino de Cooperación Sur Sur y Triangular (FO.AR), que coopera con Paraguay en la búsqueda de desaparecidos.

"Primero, por sus convicciones personales, él empezó su lucha contra la dictadura stronista siendo estudiante universitario en Corrientes (Argentina); luego, conoció el dolor del exilio, la desaparición y el secuestro de su padre, víctima del Plan Cóndor, secuestrado en el (río) Paraná", añadió Vassel.

Goiburú, poco amigo de los homenajes, como reconoció hoy en el acto, agradeció la entrega de la conmemoración y el respaldo recibido en estos años, en los que ha encontrado 37 cuerpos, de los que hasta el momento solo se ha podido identificar a cuatro.

"El mayor reconocimiento que tenemos en la vida es lograr con el trabajo que hacemos la identidad de nuestros desaparecidos y colaborar mínimamente con la recuperación de nuestra memoria", dijo.

A lo que agregó: "La memoria es poder, y si le damos poder a nuestro pueblo para que conozca su historia, ahí recién vamos a tener el sueño de conquistar, alguna vez, nuestra patria soñada".

Durante este acto, la Dirección de Verdad, Justicia y Reparación, el FO.AR y el Centro Internacional para la Promoción de los Derechos Humanos (Cipdh) informaron sobre investigaciones en curso acerca de las violaciones y el abuso sexual a niñas y mujeres bajo el mandato de Stroessner.

La Dirección de Verdad, Justicia y Reparación presentará este viernes una denuncia al respecto y, además, los tres organismos esperan publicara un informe sobre este tema el próximo 8 de marzo, según se avanzó hoy.

"Tomamos el caso de las víctimas sexuales de la dictadura. Hoy sabemos que las dictaduras han tomado el cuerpo de las mujeres como un campo de batalla para disciplinar, para mandar mensajes de represión, mensajes muy claros a la sociedad. Es fundamental que llegue justicia", dijo Vassel.

La proyección del documental "Calle de Silencio", de José Elizeche, que recoge el testimonio de una víctima sexual de la dictadura, mostró a los asistentes a este homenaje otra de las aristas del régimen.

Los defensores de los Derechos Humanos que investigan la dictadura confían en que la fuerza que ha adquirido en los últimos tiempos el movimiento de mujeres sirva para que las víctimas de abuso sexual en la dictadura alcen ahora su voz.