Diario Vasco

Katowice , 12 dic .- El secretario general de la ONU, António Guterres, advirtió hoy del riesgo de fracaso en la cumbre del clima (COP24) de Katowice (Polonia) y aseguró que no lograr un acuerdo "no sólo sería inmoral, sería suicida".

En un discurso ante el pleno de la cita, en la que participan delegaciones de 197 países desde el 3 de diciembre y hasta este viernes, Guterres lamentó que "pese a algún progreso en los textos negociados, queda mucho por hacer".

"Las cuestiones políticas clave siguen sin resolver. No es sorprendente. Somos conscientes de la complejidad del trabajo. Pero nos estamos quedando sin tiempo", aseguró.

"No hay duda de que estamos en el momento de la verdad", apostilló el secretario general de la ONU.

Por eso, instó a la comunidad internacional "a encontrar terreno común" que permita "mostrar al mundo" que los gobiernos y las instituciones multilaterales están "escuchando" a la ciudadanía y que les "importa" el cambio climático y sus consecuencias.

Guterres urgió a los representantes de los países a "cooperar", a "acelerar y concluir el trabajo" y a "elevar la ambición en todos los frentes", a pesar de que algunos compromisos supongan "duras decisiones políticas".

"Fracasar aquí en Katowice mandaría un mensaje desastroso a aquellos que están listos para transitar hacia una economía verde", advirtió.

A su juicio, "perder esta oportunidad pondría en entredicho nuestra ultima buena oportunidad para detener el cambio climático. No sólo sería inmoral, sería suicida".

"Esto puede sonar como un llamamiento dramático, porque es exactamente eso: un llamamiento dramático", subrayó el diplomático portugués, que indicó que "la ventana de oportunidad se está cerrando".

"Es la hora del consenso, de alcanzar compromisos políticos. Esto implica sacrificios, pero que nos beneficiarán a todos colectivamente", afirmó.

La COP24 es, según Guterres, la cumbre del clima más importante desde la de 2015, en la que se logró sellar el Acuerdo de París, que apuesta por limitar el calentamiento global claramente por debajo de los 2 grados centígrados con respecto a niveles preindustriales.

Katowice, agregó el secretario general de la ONU, "debe ser el amanecer de una nueva determinación para desatar la promesa del Acuerdo de París" y la "plataforma necesaria" para revertir la tendencia del calentamiento global.

Guterres se refirió a quienes en la actualidad ya están "sufriendo" los efectos del cambio climático que la comunidad internacional no ha sabido frenar con una acción coordinada.

Asimismo, mencionó a las generaciones futuras, que sufrirán las consecuencias del calentamiento global y "no nos perdonarán si nuestro legado para ellos es un cambio climático descontrolado".