Diario Vasco

Cornellà de Llobregat , 8 dic .- El entrenador del Espanyol, Joan Francesc Ferrer 'Rubi', lamentó la derrota contra el Barcelona en el RCDE Stadium (0-4) y reconoció que el equipo fue incapaz de plantar cara a su rival en el derbi.

"Quizá hemos ofrecido poca resistencia. Esperaba que nos salieran mejor las cosas. En ningún momento hemos podido disputar el partido", confesó.

El técnico reconoció que el Espanyol atraviesa una etapa difícil tras cuatro derrotas consecutivas en LaLiga Santander. "Estamos pasando un momento complicado, es evidente. Debemos intentar pasar página y aprender todos, yo el primero. Hay que recuperar de nuevo el hilo. Nos está costando más de lo habitual", dijo.

Rubi no tuvo reparos en aseverar que el derbi tuvo un claro color azulgrana. "Que hay diferencia ha quedado claro hoy. Han demostrado un nivel técnico y físico a la hora de las disputas y los choques. Espero que podamos hacer un mejor partido cuando vayamos al Camp Nou", aseguró.

Por último, el preparador blanquiazul agradeció el apoyo de la grada: "Todos esperábamos más del partido de hoy la afición ha estado a nuestra lado hasta el último minuto. El público ha reconocido que lo hemos intentado hasta el final".