Diario Vasco

San Sebastián, 8 dic (EFE).- Las retenciones de camiones al paso de la autopista AP-8 por la localidad fronteriza de Irun alcanzan los siete kilómetros de longitud a la altura del peje de Biriatou, debido a las protestas que los denominados "chalecos amarillos llevan a cabo en Francia.

Según ha informado el departamento vasco de Seguridad, el carril derecho de la AP-8 está ocupado por una cola de camiones en dirección al país vecino, mientras que por el izquierdo transitan los turismos.

Esta fuente ha explicado que las retenciones han comenzado sobre las 9.30 horas, cuando los piquetes de los "chalecos amarillos" han empezado a impedir el paso de los camiones, hasta que las colas han ido aumentando progresivamente para llegar a los siete kilómetros.

Sobre las 10.45 horas, los piquetes se han situado en la rotonda de Behobia, para impedir también el tránsito por este punto a los vehículos pesados a los que han enviado de vuelta hacia España, ha precisado la citada fuente.